La fragilidad que sentimos ante los fenómenos de la naturaleza y nuestra capacidad de adaptarnos a ellos cobran en estos tiempos un especial significado.

Etna fue escogido como nombre de la colección por ser el mayor volcán activo del mediterráneo, nuestro lugar de inspiración. Los materiales y paisajes se presentaban ante nosotros como texturas, colores y relieves homologables a las nuevas telas. Sin querer, nos anticipamos a las imágenes de nuestro volcán y ahora somos aún más conscientes de la naturaleza y toda su fuerza generadora.

Este sitio web utiliza cookies,si continúas navegando aceptas la política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies